981 210 480
15 días
desde 2.190
Solicitar reserva o más información

Con su largo litoral (en verdad dos) y unas islas de corazón selvático fondeadas entre aguas azul celeste, Tailandia es la escapada tropical ideal tanto para los hedonistas como para los eremitas, tanto para los príncipes como para los mendigos. Su oferta lúdica es realmente variada: surf en Ko Lipe, tiburones ballena en Ko Tao, acantilados en Krabi, kiteboard en Hua Hin, fiesta en Ko Phi-Phi, spas en Ko Samui y ambiente playero por doquier.

Alabada en todo el mundo, la cocina tailandesa refleja los aspectos fundamentales de la cultura del país: generosidad, calidez, frescura e informalidad. Los platos se elaboran con ingredientes autóctonos, desde el penetrante limoncillo y los ardientes chiles hasta el gustoso marisco, y combinan cuatro sabores básicos (picante, dulce, salado y agrio), todo ello disponible en los puestos de fideos de Bangkok, las marisquerías de Phuket y los tenderetes de cocina birmana de los mercados de Mae Sot, entre otros lugares. Los cursos de cocina revelan la sencillez y la historia de unas recetas a primera vista complicadas.

Los relucientes templos y budas dorados enmarcan tanto los entornos rústicos como los modernos. Las ancestrales higueras de Bengala se visten ceremoniosamente con telas sagradas para honrar a los espíritus residentes, pequeños altares adornan y protegen desde los hogares más humildes hasta los grandes centros comerciales, y las guirnaldas en los salpicaderos de los vehículos salvaguardan a sus ocupantes de los accidentes de tráfico. Luego están los retiros de meditación de Chiang Mai, las fiestas religiosas del noreste, las cuevas-santuario de Kanchanaburi Phetchaburi, y los templos cimeros del norte.

Entre las abarrotadas ciudades y los pueblos palpita un corazón rural de arrozales, selvas tropicales y aldeas achaparradas que se rigen por el reloj agrícola. En el norte, en medio de la fronda y el campo despuntan afiladas montañas azules con cascadas de aguas plateadas. Al sur, entre los cultivos se alzan escarpados peñones calizos cual rascacielos prehistóricos. Durante la estación de lluvias, el noreste (normalmente árido) deslumbra con los tonos esmeralda de los tiernos brotes del arroz que alfombran el territorio.

Itinerario

 

Salidas lunes y martes de 2019

Día 1. España- Bangkok
Salida en vuelo con destino Bangkok, por la ruta elegida. Noche a bordo.

Día 2. Bangkok
Llegada a Bangkok. Traslado y alojamiento. Tarde libre.

Día 3. Bangkok
Desayuno. Visita de la ciudad. Veremos el Templo Wat Trimit o del Buda de Oro, el Wat Pho o templo del Buda Reclinado y el Palacio Real, símbolo de la ciudad y donde se encuentra el Buda de Esmeralda.

Día 4. Bangkok
Desayuno. Día libre para pasear y recorrer esta bulliciosa ciudad, llena de atractivos, interesantes compras, restaurantes, pubs a la última y mercadillos. Una ciudad que nunca parece dormir.

Día 5. Bangkok- Kanchanaburi- Ayuthaya
Pensión completa. Salida hacia Kanchanaburi, donde veremos el Museo de Guerra Jeath y el cementerio de los soldados. Continuaremos hacia el famoso Puente sobre el río Kwai y paseo en el tren por la vía de la muerte (el paseo en tren está sujeto al horario de llegada del mismo a la estación, habrá un tiempo de espera de 45 min, en caso de no llegar a tiempo, se haría el recorrido por carretera). Almuerzo en un restaurante. Seguimos hacia Ayuthaya, donde veremos los principales templos, el Wat Yai Chaimongol y el Wat Mahatat. Cena en el hotel.

Día 6 Ayuthaya - Phitsanuloke - Sukhothai - Lampang
Pensión completa. Salida por carretera a Phitsanuloke, para visitar el templo Wat Mahabatha. Continuamos a Sukhothai para visitar el templo con las ruinas arqueológicas de la primera capital del Reino de Siam. Almuerzo en un restaurante. Continuamos a Lampang. Cena en el hotel.

Día 7. Lampang- Chiang Rai (Triángulo de Oro)
Pensión completa. Salida hacia Chiang Rai, en ruta veremos el lago de Payao. Almuerzo en un restaurante. Visita del Triángulo de Oro, desde donde divisamos los tres países limítrofes: Tailandia, Laos y Myanmar. Cena en el hotel.

Día 8. Chiang Rai- Chiang Mai
Pensión completa. Tomamos una lancha local por el río Mae Kok para visitar un poblado de una tribu local. Continuamos para visitar el emblemático templo blanco de Wat Rongkhun. Almuerzo en un restaurante. Salida por carretera a
Chiang Mai. Por la tarde visita del templo Doi Suthep. Cena típica Khantoke.

Día 9. Chiang Mai
Pensión completa. Visita de un campamento de elefantes. Daremos un paseo de 45 min aprox. a lomos de elefante por la selva. Almuerzo en un restaurante. Tarde libre.
Cena en el hotel.

Día 10. Chiang Mai- Playa de Tailandia (Phuket, Phi Phi, Krabi o Koh Samui)
Desayuno. Salida en vuelo con destino a la playa elegida, (vía Bangkok). Traslado al hotel.

Día 11 al 13. Playa de Tailandia (Phuket, Phi Phi, Krabi o Koh Samui)
Desayuno. Días libres para disfrutar de la playa y el hotel.

Día 14. Playa de Tailandia - Bangkok -España
Desayuno. Salida en vuelo de regreso a España, por la ruta elegida. Noche a bordo. (Con algunas compañías aéreas, el vuelo se hace diurno y se llega a España este mismo día).

Día 15. España
Llegada

¿Qué incluye?

 

Vuelo de línea regular, clase turista (reservas en clases especiales).

Alojamiento y desayuno.

5 almuerzos y 5 cenas (bebidas no incluidas).

Traslados en Bangkok y Phuket con asistencia en castellano (según disponibilidad).

Traslados en Koh Samui, Phi Phi y Krabi con asistencia en inglés.

 

 

ID:954

15 días
desde 2.190
Solicitar reserva o más información

Plazas limitadas, consulten condiciones de contratación.

Solicita tu reserva

Viajes Embajador © Todos los derechos reservados.

Uso de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para información estadística y mejorar tu navegación. Para continuar navegando debes aceptar nuestra política de cookies.

Aceptar Rechazar
¡Gracias por enviarnos tu solicitud!
Uno de nuestros asesores contactará contigo muy pronto!
¡Gracias por suscribirte!
a nuestro boletín

Suscríbete

Recibe nuestro boletín con ofertas, recomendaciones y promociones en tu correo electrónico